“García de Paredes fue favorecido por poderes del Estado”, Flores

Alberto Pinto (alberto.pinto@epasa.com)

“En lo personal no tengo nada contra Gustavo García de Paredes, sino que critico la forma como ha llevado la Universidad de la academia a lo politiquero, produciéndole daño a esta casa de estudios superiores”.

Eduardo Flores, por poco da la sorpresa de derrotar al actual rector de la Universidad de Panamá (UP), a pesar de que este último contaba con el control de la administración. Numéricamente, el catedrático venció a su contrincante, pero el voto ponderado dio la victoria a Gustavo García de Paredes para un quinto período.

¿Qué experiencia le ha quedado finalizada esta contienda?

Es una experiencia positiva porque ha significado el despertar de muchos universitarios. Se ha forjado la conciencia en la mayoría de los universitarios, prueba de ello es el resultado: 12,071 votaron por nuestra propuesta y 10,484 por el continuismo de García de Paredes.

¿A qué atribuye usted estos resultados?

La mayoría de los universitarios están saturados por las viejas prácticas politiqueras, que compran conciencias.

¿Cree que se debe revisar el sistema de voto ponderado?

Se tiene que revisar el proceso electoral, no solo la ponderación: tiene que establecerse la obligatoriedad de los debates y la regulación en la propaganda política.

¿Qué fue lo más difícil de la campaña?

Creo que luchar contra el temor que muchos profesores sentían por el cambio, por una Universidad distinta. Muchos colegas se han acostumbrado a una dinámica, que consiste en dar clases y venir a cobrar el salario todas las quincenas, mientras que nosotros aspiramos a una Universidad distinta, propositiva.

¿Qué se puede esperar de la actual administración?

Espero que García de Paredes no siga deteriorando la institución más, que no venda las tierras de la Universidad y que el presupuesto se utilice de manera transparente.

¿Qué es lo más negativo que tiene la Universidad de Panamá, con la actual administración?

El clientelismo político, que nos tiene enfermos, es nuestro cáncer. Aquí hay un clima politiquero, es lastimoso que el rector hable de fumigar a los traidores, porque los universitarios demostraron que están hartos de su actuar.

¿Hubo transparencia en el proceso electoral?

El proceso en sí tuvo sus problemas, empezando porque el rector se separó del cargo un mes antes de la contienda y en ese tiempo se reunió con los docentes y administrativos prometiéndoles regularidad y aumento salarial.

¿Considera que García de Paredes fue apoyado por el Gobierno?

No solo por el Ejecutivo, sino por los tres poderes del Estado. Hubo una contienda desigual en la que el rector García de Paredes recibió favores del Legislativo que le acomodó una Ley para que este pudiera reelegirse, del Órgano Judicial que negó un recurso inconstitucional y del Ejecutivo que en mitad de campaña aprobó 4.5 millones de dólares en crédito extraordinario.

¿Qué intereses tenían los miembros de los tres órganos del Estado en esta campaña?

Lastimosamente fue un proceso clientelista que hay dentro de los partidos políticos.

¿Qué caracterizó esta contienda?

La desigualdad, entre los que queríamos renovar y los que querían permanecer en el poder.

¿En lo personal usted ha recibido presión de las actuales autoridades universitarias?

Yo no, ellos saben a quienes presionan, con nosotros no lo pueden hacer porque llevamos una carrera transparente y no hay forma.

¿Aunque haya perdido cómo se siente?

Sinceramente me siento como ganador, no siento que perdí las elecciones. A partir del 29 de junio existe una nueva Universidad, una esperanza de que la mayoría no le tiene miedo a la intimidación ni al chantaje. La Universidad va ir mejorando progresivamente con cada uno de sus miembros.

¿Qué mensaje le envía a los universitarios?

Que mantengamos la esperanza de que la Universidad se va a renovar. Vamos hasta el último aliento, la última gota de energía para rescatar la Universidad. Les pido que tengamos fe en el futuro y estoy agradecido con la sociedad y los medios.

¿Usted iba a impugnar las elecciones?

No teníamos deseo de impugnar por impugnar, la Universidad está lastimada por sucesivos escándalos de la administración actual. De que teníamos razones para hacerlo sí, como ejemplo las papeletas que llegaron al mediodía a Penonomé, escasez de papeletas en Colón y Chitré y otras irregularidades, pero lo más lastimoso es que no hemos tenido acceso a las actas escrutadas porque él nos quiere cobrar diez dólares por cada acta, ello significa unos 2 mil dólares aproximadamente. No hemos podido comparar los datos nuestros con los que ellos tienen.

Anuncios

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s