La educación como tema central

Eduardo Flores Castro

La educación universitaria es el instrumento más importante para luchar contra las desigualdades y la exclusión social, para establecer y profundizar los valores democráticos, para impulsar el desarrollo económico y cultural y para promover el desarrollo personal y la mejora de la calidad de vida de la sociedad.

Para que nuestras universidades puedan jugar este papel, debemos facilitar y estimular la movilidad de nuestros profesores y estudiantes, y elaborar proyectos conjuntos con universidades extranjeras. Se debe hacer partícipe a nuestros egresados de las actividades universitarias, para que ellos contribuyan desde su perspectiva de profesionales a los proyectos de investigación y desarrollo. Hay que procurar incorporar a más profesores visitantes a la docencia. Urge incrementar el número de profesionales que se dediquen exclusivamente a la investigación en nuestras universidades. Es necesario crear la cultura del registro de patentes de inventos en nuestras universidades. Si deseamos formar profesionales creativos y flexibles, debemos hacer permeables las fronteras que separan nuestros Departamentos en las universidades. Las universidades no deben ser un lugar terminal, sino una vía de acceso a una red de conocimiento con otras universidades.

Si deseamos aumentar la participación de nuestras universidades en los procesos productivos, debemos crear mecanismos para que los profesores puedan participar en licitaciones a nombre de nuestras universidades y en caso que la ganen, una parte importante de los ingresos del contrato revierta al profesor. Para impulsar de forma efectiva la educación superior en nuestras provincias, debemos darles una real autonomía a los Centros Regionales Universitarios o convertirlos en universidades autónomas.

Nuestro mayor recurso es el cerebro de nuestra gente. Las universidades son el quinto poder de una nación, el poder de la mente. Un estado moderno no puede existir sin un sistema de educación superior destinado a generar profesionales innovadores que propongan soluciones a los problemas nacionales y enrumben el camino hacia una sociedad sustentable. Un conocimiento competente es aquel que nos permite conocer y entender para reformular, redescubrir y transformar a favor del desarrollo con justicia social.

Hemos pasado de la sociedad agrícola, a la sociedad industrial y luego a la sociedad del conocimiento, pero ahora estamos en la “Era de la Responsabilidad”, donde los conocimientos deben estar dirigidos a disminuir las desigualdades y a la preservación del ambiente.

Todos somos responsables de nuestro futuro. Elaborar una hoja de ruta que marque el rumbo de la educación, es señalar el camino del desarrollo nacional, porque establecer una educación de calidad es condición necesaria para preservar la democracia. Por ello espero que en las próximas campañas a la Presidencia de la República, la educación sea un tema central.

Anuncios

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s